Publicado el 30 jun, 2010


Escenas de Holanda

Bicicletas en √Āmsterdam

Hace unos cuantos d√≠as que no me dejo caer por aqu√≠, pero ha habido una buena raz√≥n para ello. Ya puedo desvelarlo: durante el fin de semana estuve preparando una entrevista para el Talent Programme del banco ING. El lunes, v√≠a Frankfurt, vol√© a √Āmsterdam y dorm√≠ en un hotel de mierda (espa√Īol ten√≠a que ser, un NH) que al banco le hab√≠an vendido (y cobrado) como cuatro estrellas. Ayer hice la entrevista. S√≠, me han ofrecido el contrato [aplausos]. Empiezo a trabajar en √Āmsterdam en Noviembre. Despu√©s, otra vez al aeropuerto de Schiphol, y tras batir el r√©cord de los “800 metros-handluggage” en la terminal 2 de M√ļnich, llegu√© a Tesal√≥nica a tiempo de o√≠r los 10 minutos finales del partido de Espa√Īa en la radio, aprovechando la wifi gratis del aeropuerto (parece mentira que en ese aspecto los aeropuertos griegos vayan delante de holandeses y alemanes).

Llegar a √Āmsterdam desde Tesal√≥nica es toda una experiencia. Acostumbrado a la jungla urbana griega, me sorprendi√≥ lo que me sucedi√≥ nada m√°s llegar al metro. Mi tarjeta de cr√©dito aparentemente no val√≠a para comprar el ticket y no ten√≠a monedas sueltas. Calma total en la cola que aguardaba detr√°s de m√≠ ante mis pat√©ticos esfuerzos. “No te preocupes, yo te compro uno” (2,60 ‚ā¨ del ala), me suelta una rubia de metro ochenta acompa√Īada de su bicicleta. No puede ser. “Que s√≠, no pasa nada, hombre“.

Al bajarme en la estaci√≥n e intentar pasar el ticket por la m√°quina para salir… ¬°alarma! y ah√≠ viene raudo un segurata (este no era un “t√≠pico holand√©s”, sino que ten√≠a toda la pinta de ser de origen magreb√≠). “Ay, amigo, no has validado bien el billete“. Ya me estaba esperando yo la t√≠pica reprimenda, comprar un nuevo ticket y darle gracias por no cascarme una multa. “Bueeeeee-no, no te preocupes, ven aqu√≠ que te ense√Īo a validarlo bien y te doy un ticket nuevo para que lo puedas usar otra hora“. ¬ŅQui√©n no querr√≠a vivir en un pa√≠s donde se recibe a la gente de esa forma?

Nada m√°s encontrar el hotel y dejar las cosas, me di un paseo por los alrededores (al lado del Tropen Museum). La limpieza, el silencio, la gente sentada a la orilla del canal o paseando en bicicleta (“Pase usted — no, usted primero“, etc.), todo era como una pel√≠cula. Me resultaba hasta emotivo ver como los coches se paraban delante de mi cada vez que quer√≠a cruzar la calle, como si yo fuese el protagonista de esa pel√≠cula. Acostumbrado a esperar durante minutos en los pasos de cebra de Tesal√≥nica y encima llevarme de propina un “malakas eisai” (“¬°ser√°s capullo!“) cuando me decido a cruzar, lo de Holanda es todo un shock.

A ver, me explico. Me encanta Grecia, eso no ha cambiado, pero el contraste con Holanda es brutal, y precisamente en aquellos aspectos donde vivir en Grecia me saca de quicio, Holanda es un para√≠so terrenal. Por ejemplo, el respeto por el mobiliario urbanőŅ (en Grecia siempre asqueroso, lleno de pintadas y carteles, cuando no roto), por los peatones, la fiabilidad de los horarios (especialmente en el transporte p√ļblico), la sensaci√≥n constante de tranquilidad, etc√©tera.

Paseando por las calles de √Āmsterdam me di cuenta de algo: quer√≠a vivir all√≠. Aunque me encante Grecia (y Espa√Īa, a pesar de todo), quiero vivir en un sitio como Holanda. Parece que los dioses naranjas escucharon mi plegaria. El uno de noviembre aterrizar√© all√≠ con un contrato debajo del brazo y una nueva vida por delante. Acojona de pensarlo, pero yo solito me lo he buscado.

PD friki: S√≠, ya s√© que propiamente hablando, el pa√≠s no es “Holanda” sino Pa√≠ses Bajos (traducci√≥n de “Nederland”). Un par de comentarios al respecto: primero, eso de “pa√≠ses bajos” me parece una frivolidad, y m√°s con los tallos que se ven por ah√≠. Segundo, a pesar de todo, √Āmsterdam (al igual que Rotterdam y La Haya) s√≠ est√° en la regi√≥n de Holanda propiamente dicha (una de tantas que forman el pa√≠s).

Fotografía | aloxe


<< ¬ŅEl fin de la cultura de la oposici√≥n en Espa√Īa? | I need Spain >>

3 comentarios