Publicado el 27 sep, 2010


Certificado de penales

C√°rcel

La verdad, nunca se me ocurrió que me fuesen a pedir un certificado de antecedentes penales, creía que esas cosas sólo pasaban en las películas. Pero el caso es que para terminar de formalizar mi contrato en Holanda, necesito enviar uno. Al parecer, se trata de algo relativamente habitual a la hora de trabajar en determinados países europeos (he visto historias similares para trabajos en Irlanda o los países nórdicos).

¬ŅY c√≥mo obtener el dichoso certificado? aunque la mayor√≠a de gente no tiene ni idea (tampoco es una cosa que se va pidiendo todos los d√≠as, evidentemente), es bastante sencillo. Se trata de rellenar el impreso administrativo n¬ļ 790, pagar una tasa administrativa de 3,50 ‚ā¨ en un banco y presentar todo cumplimentado en la correspondiente delegaci√≥n territorial del Ministerio de Justicia. El impreso 790 se pod√≠a obtener en estancos, pero ya no. Se puede conseguir en la propia oficina del ministerio, pero mucho m√°s f√°cil es imprimirlo directamente desde Internet. Existe incluso la posibilidad de rellenarlo online y pagarlo mediante la pasarela de pagos de la administraci√≥n si tenemos el DNI electr√≥nico con su lector y sus claves en regla, si no nos tocar√° hacer cola en un banco para pagar la correspondiente tasa.

Con el papel relleno, basta volverlo a entregar, y el certificado de penales (que es un simple papel impreso all√≠ mismo) se emite in situ. Eso s√≠, s√≥lo en castellano. Por cierto, el certificado s√≥lo se expide para un determinado prop√≥sito (por ejemplo “contrato de trabajo en Holanda“) y tiene validez √ļnicamente para eso.

Como postdata a esta historia, me gustar√≠a recalcar que las √ļltimas veces que he realizado tr√°mites burocr√°ticos (renovaci√≥n del DNI con cita previa, obtenci√≥n de la tarjeta sanitaria europea y este certificado) lo he hecho de una forma sencilla, r√°pida y c√≥moda en una √ļnica visita. Aunque siempre habr√° casos en que las cosas no funcionen como deber√≠an, a veces creo que nos quejamos de vicio de la burocracia espa√Īola: no es para tanto (y habiendo vivido y viajado por otros muchos pa√≠ses, puedo dar fe de ello).

Imagen: JOPHIELsmiles


<< Salónica: la Universidad que se construyó sobre un cementerio judío | La huelga de nuestros antepasados >>

3 comentarios

  • Yon dice:

    Yo tuve que hacerlo hace un par de a√Īos y descubr√≠ que es un procedimiento la mar de sencillo. La verdad, de los que menos quebraderos de cabeza me ha supuesto.

    Me encanta la frase del certificado “NO CONSTA que tenga antecedentes penales”. No consta significa que han mirado y no han visto nada, no significa que no tengas :P

    • Ignacio dice:

      A m√≠ lo que m√°s gracia me ha hecho es lo de “registro central de penados y rebeldes”. Me suena como a “ley de vagos y maleantes” o “tribunal para la represi√≥n de la masoner√≠a y el comunismo”.

      El problema ahora va a ser la traducci√≥n. Les dir√© que “no se puede”, y si cuela cuela.

      • Yon dice:

        NO CONSTA que sea un penado ni un rebelde :P

        Suerte con tu no-traducci√≥n, que las traducciones juradas son caritas… Yo la necesit√© para un visado de trabajo, pero me lo daban en la embajada en Espa√Īa.