Publicado el 12 oct, 2012


De qu茅 va esto de la Uni贸n Europea

Londres bombardeada
Londres bombardeada – fuente

Se acaba de dar a conocer que el Premio Nobel de la Paz de este a帽o corresponder谩 a la Uni贸n Europea. Ciertamente, premiar a la Uni贸n Europea es tan banal como premiar a la ONU (2001) o los Cascos Azules (1988). Garantizar la paz es precisamente la raz贸n de ser de estas instituciones; quienes realmente tienen m茅rito son los que se meten en el fregado de luchar por la paz sin ser ese su trabajo, arriesg谩ndose a ser encarcelados o morir. Mandela o Aung San Suu Kyi, por ejemplo.

Pero dejando eso al margen, no est谩 de m谩s que nos recuerden de vez en cuando de qu茅 va todo esto de la Uni贸n Europea: la Paz. Preguntaba Martin Varsavsky en twitter si acaso “no habr铆a paz sin la Uni贸n Europea”… Espero que sea una pregunta ret贸rica. En los 60 a帽os posteriores a la fundaci贸n (en 1952) de la Comunidad Europea del Carb贸n y del Acero (precursora de la actual Uni贸n) no ha habido ni el m谩s m铆nimo amago de enfrentamiento armado entre pa铆ses miembros. Mirando atr谩s, jam谩s en la Historia ha existido nada remotamente parecido a un acuerdo europeo capaz de garantizar 60 a帽os de paz (quiz谩 el Imperio Romano, si podemos considerar eso como “paz”).

Las cuatro grandes potencias de Europa occidental, que se han matado entre ellas en dos guerras mundiales en la primera mitad del siglo XX, son hoy aliadas gracias a la existencia de una Uni贸n Europea. Puede parecer “lo normal”, estamos acostumbrados a ello. Pero en realidad es una anomal铆a hist贸rica en la que tenemos la suerte de vivir. La Europa sin fronteras, en la que relacionarse con gente de los pa铆ses vecinos es m谩s f谩cil que nunca, y en la que todos los pa铆ses tienen intereses cruzados entre ellos, es el factor clave para que hayamos sido capaces de vivir en paz durante m谩s de medio siglo. Y todos los que vivimos en la Uni贸n Europea nos hemos beneficiado de ello: ahorrarnos el coste de una guerra (en vidas y en dinero) durante seis d茅cadas es la principal raz贸n por la que es posible eso que llamamos “Estado del Bienestar”.

Tras 60 a帽os, son varias generaciones europeas las que han crecido en paz y se han olvidado de la raz贸n de ser de la Uni贸n Europea. Desde esa perspectiva miope, es f谩cil criticar las instituciones cuando las cosas no funcionan. No ser铆a la primera vez: la 煤ltima gran crisis europea acab贸 con la Sociedad de Naciones y cualquier intento de entendimiento entre europeos. Las consecuencias son conocidas por todos. Viendo c贸mo los estados europeos intentan salir de la crisis arrimando el ascua a su sardina, me pregunto si ya se nos ha olvidado la lecci贸n.

Viajar en el tiempo